ALUMBRADO PÚBLICO Y LOS BANQUEROS FUERTES DE MÉXICO

Por Jesús Dyke García

El artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que los Ayuntamientos tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos de su demarcación territorial.

De aquí que se enumere un listado de servicios que proporcionaran; agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales, alumbrado público, limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos, mercados y centrales de abasto, panteones, rastros, calles, parques, jardines y seguridad pública.

En principio estos servicios se consideran como un bien público y de uso social, durante, los más de treinta años de gobiernos priistas y panistas, se privatizaron los bienes públicos de los diferentes municipios del país.

Para el caso de Hermosillo en el trienio de Manuel Ignacio “Maloro” Acosta se realiza el último azote de las políticas de privatización y, siendo el Servicio de Alumbrado Público, el concesionado a la empresa “ConLuzHmo”, y el beneficiado por más de dos años de 2017 a 2019.

Sin embargo, esto cambio con la llegada de los gobiernos de MORENA, a la Presidencia de la República, los gobiernos estatales, diputaciones federales, locales y municipios terminaron con la lógica de privatización desmesurada y sin sentido social que era impulsada desde hace más de 30 años por la agenda internacional.

Los banqueros pendientes de la agenda nacional, estatal y local

Existen sectores de la economía que no son productivos, y que solo se benefician por la estructura organizativa de los mercados internacionales, ellos son llamados como Banqueros y Fondos de Inversión.

En el caso del alumbrado público jugaron un papel importante, crearon un fideicomiso donde ellos ponían el dinero para la inversión y para los potenciales riesgos en los que se podría incurrir.

Al cancelarse el contrato con la empresa ConLuzHmo – hecho a modo de los banqueros – el parásito que “pidió” y se les respeten las “cantidades de dinero arriesgadas” para iniciar el proyecto de privatización del Alumbrado fue BANORTE.

Convirtiéndose en el gran beneficiario cancelado o no el contrato. Dado que BANORTE seguirá recibiendo los flujos monetarios de orden público.

Tarea pendiente, la batalla con los banqueros debe de pasar al terreno nacional e internacional.

Twitter: @ JesusDyke5

Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota