Tras 8 asesinatos de policías en Sonora aún no hay detenidos

Por Sol de Hermosillo

Durante el presente año se han cometido nueve atentados fatales contra elementos policiales en el estado de Sonora, hechos por los que las autoridades judiciales hasta el momento y pese a las investigaciones no han dado a conocer detenciones o resultados.

El más reciente de estos lamentables hechos fue el asesinato del comandante de homicidios Hugo Zavala, de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal, quien fue sorprendido por hombres armados mientras salía de una farmacia ubicada en la esquina de las calles Rebeico y Reforma, al Norte de Hermosillo.

No obstante, previo a este crimen, tres elementos de la misma corporación habían sido asesinados a tiros, dos de ellos, cabe señalar, también en Hermosillo y uno en Esperanza, comisaría de Cajeme.

En el caso de Hermosillo, los agentes ultimados fueron Francisco Asdrúbal Real y Aarón Guadalupe Arvayo, el primero asesinado el 11 de marzo al sur de la capital y el segundo muerto el 9 de abril en calles de la colonia Solidaridad, al norte de la ciudad.

A esto se suma la muerte de un mando de la misma agencia de investigaciones del Estado en la comunidad de Esperanza, municipio de Cajeme, quien recibiera más de 50 balazos y fuera identificado como Zaid H.

Además de esto, otros cuatro elementos de corporaciones municipales han sido asesinados en lo que va de 2019, entre ellos al menos dos altos mandos y un mando medio, esto en los municipios de Hermosillo, Empalme, Guaymas y Cajeme.

En lo correspondiente a la capital del estado, la víctima fue el encargado de la zona rural poniente, quien dirigía a las fuerzas municipales en el Poblado Miguel Alemán, César Alejandro García Medina, quien fue ejecutado el 23 de abril, mientras circulaba a bordo de su vehículo particular acompañado de sus hijos.

Al sur del estado, la policía municipal de empalme también sufrió una gran pérdida a inicios del año, con la muerte del comisario Marco Vinicio Gálvez, quien fuera abatido a tiros a pocos metros de la comandancia de policía que él encabezaba.

Tras estos hechos, en la zona conurbada de Guaymas fue asesinado el comandante Jesús Ernesto López Rojas, miembro de la policía turística de San Carlos Nuevo Guaymas el 15 de abril.

Por último, el más reciente de los asesinatos de policías municipales se perpetró en Cajeme el pasado 7 de mayo, cuando la patrulla tripulada por el agente Mauricio Estrada, quien acompañaba a un alto mando de la policía municipal, fue emboscada por un grupo armado.

A pesar de estos hechos, cometidos en varios puntos del estado, aún no se tiene conocimiento de alguna detención o avances en las investigaciones.

Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota