El circo de la CTM

Por Claudio Tiznado

Por los dichos del líder de la CTM en Sonora, que acaba de declarar que ya se encuentra "en pláticas y negociaciones" con las autoridades del IMSS e Infonavit a la espera de una pronta solución a las demandas de esa central obrera, y por lo que acaba de expresar el secretario del Trabajo, Horacio Valenzuela Ibarra, de que no visualiza un escenario para el estallamiento de una huelga en Sonora, se configura lo que siempre se ha pensado: que es puro show mediático el de Javier Villarreal para acarrear reflectores y lograr sus objetivos, para él, no para sus agremiados, según dicen los que saben del tema.

Lo curioso es que del asunto nada ha declarado el máximo jerarca cetemista, Carlos Aceves del Olmo, y eso aumenta los "sospechosismos", pues se supone que existe una estructura en la CTM que es la que marca las directrices a seguir a nivel nacional, pero además, como lo declaró el líder de la Federación de Sindicatos y Organizaciones Independientes (Fesoies), Antonio Salazar Magdaleno, no hay fundamento legal para emplazar y estallar a huelga.

No hay nada que soporte las estruendosas declaraciones de Villarreal, quien "le puso el cascabel al gato" para estar en condiciones de ser tomado en cuenta por el gobierno federal en turno, más que por el gobierno de Sonora, pues él es parte del partido que gobierna la entidad.

Entonces, si esta vez no hay razón legal para actuar así como lo están haciendo en esa organización, como igual sucedió en 2004 en el sexenio de Eduardo Bours, donde después de toda una faramalla realizada con declaraciones públicas y toda la cosa, el entonces líder cetemista y senador priista Francisco Bojórquez, ordenó súbitamente a sus subalternos abandonar "el circo" que habían iniciado para doblar al cajemense dejándolos mal parados ante los medios de comunicación.

Luego en 2014, ya con Villarreal a la cabeza la CTM vuelve a hacer ruido de nuevo al amenazar al gobierno de Padres con paralizar al estado y acabar con la paz laboral, si este insistía en requisar las concesiones a los dueños de camiones de Sictuhsa, debido a las demandas de recursos millonarios de estos últimos.

Lo curioso y paradójico es que tanto los patrones, o sea los dueños de Sictuhsa y los choferes de las mismas unidades eran (son) agremiados de esa organización. De tal suerte que si los obreros se hubieran puesto -o se ponen- en huelga, la Confederación cetemista no iba a defenderlos.

Y hoy de nuevo... "otra vez la misma gata". Por eso mi tesis es que la Central obrera en Sonora solo busca mover el tapete para acarrear beneficios a los líderes, no veo nada de genuino ni auténtico en las declaraciones de Villarreal pero si veo muy colmilludo al titular de la Secretaría del Trabajo, que es finalmente el funcionario que más conoce y tiene más tratos con Villarreal. Seguro algo sabe y por eso se anima a hacer esas declaraciones de que no ve condiciones para un movimiento de esta naturaleza.

 ***
En otras cosas, un medio nacional consignó que de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) "Energía Sonora", asociación civil fundada por Antonio Astiazarán para crear energías renovables a través de tecnologías limpias, no ha hecho buen uso de los 95 millones de pesos que recibió de 2012 hasta el 2018 de la Secretaría de Energía (Sener) para construir dos aerogeneradores de energía eólica en Puerto Peñasco y beneficiar alrededor de 20 mil familias.

Sin embargo, el propio ex candidato a senador por el PAN salió al paso de la publicación asegurando que la información es falsa, dado que se ha cumplido con todos los informes financieros que estipula la Sener. El tema dará mucho de qúe hablar en los próximos días y meses, pues no es la primera vez que se involucra a "Energía Sonora" en asuntos espinosos, ya que dicha fundación anteriormente ha aparecido en denuncias electorales, sobre todo cuando el guaymense fue precandidato del PRI a gobernador.




Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota