Monseñor Benjamín Jiménez Hernández fue entubado en clínica de Sonora

Por debate

Sinaloa.-  Benjamín Jiménez Hernández, Obispo emérito de la Diócesis de Culiacán, se encuentra delicado de salud en una clínica de Hermosillo, Sonora, de acuerdo a reportes de personas cercanas.

El padre Jorge Rosario Sauceda, quien fue su compañero en la parroquia de la Divina Misericordia, en Culiacán, manifestó vía redes sociales que, de visita en Magdalena de Kino, Sonora, Jiménez Hernández se sintió mal y se le ordenaron estudios, los cuales indican infección en la orina, además de haber salido positivo a coronavirus.

“Con mucho dolor y con una gran fe y confianza en el Señor, le comunico que, este fin de semana, nuestro muy amado Señor Obispo Don Benjamín Jiménez Hernández se empezó a sentir mal y, dentro de los estudios que se le han realizado por los síntomas de fiebre (con su consecuente dolor de cabeza) y dolor de estómago que presentaba, se le encontró una severa infección de orina”, señaló.

Dijo que, luego de conocer los resultados de los análisis, y ante las complicaciones para respirar y problemas de oxigenación, decidió llevarlo al Hospital San José, de la capital sonorense, donde lo entubaron. 

Más tarde, la Diócesis de Culiacán envió un comunicado firmado por el canciller, presbítero Ricardo López Rocha, que, efectivamente, el Obispo se encontraba de vacaciones en Magdalena de Kino, a donde viajó desde Culiacán, cuando presentó problemas de salud.


“Se pide a toda la comunidad diocesana su espíritu de comunión y oración confiada al Señor Jesús, por la fortaleza y recuperación de nuestro obispo Emérito”, indica el texto.

Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota