Desaparece la Policía Federal para dar vida a la Guardia Nacional

Por Por Facundo Rosas/El Heraldo

La extinción de la Policía Federal (DOF, 30 septiembre 2019) y su fusión con la Guardia Nacional coincidió con el tercer mes de operaciones de esta nueva corporación policial de naturaleza civil, cuyo estado de fuerza se integra por personal mayoritariamente militar.

Con esta medida, un tanto apresurada, concluye una de las etapas más emblemáticas de la seguridad pública en México, e inicia una nueva en la búsqueda de solución a los problemas de violencia y delincuencia que enfrenta el país. Lo que estaba previsto realizar en 18 meses, se redujo a cuatro, a partir de la aprobación de la Ley de la Guardia Nacional.

En términos de estado de fuerza, el 30 de junio pasado el comandante de la GN informó que iniciaba operaciones con 58 mil 602 efectivos; 56 mil 191 de ellos pertenecientes a las policías Militar y Naval, así como elementos del Ejército en activo. La cantidad de uniformados de la PF transferidos, hasta ese momento, era de sólo 2 mil 411. En este sentido, el pasado 30 de septiembre el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana informó que, al cierre del mes, la GN ya contaba con 62 mil elementos, y que una vez concluida la transferencia de la PF, el total ascendería a 92 mil, lo cual ocurrió el 1° de octubre.

Con más de 92 mil efectivos no habrá pretextos para no dar los resultados comprometidos en su momento por el titular de la SSyPC y el propio Ejecutivo federal, como revertir la incidencia de homicidio doloso en los primeros 100 días, meta que no se cumplió puntualmente, ya que no disminuyeron, sino que aumentaron.

A los 180 días, tampoco se logró; peor aún, los meses de julio y agosto de 2019 fueron los más altos de los últimos 22 años, con 3 mil 54 víctimas cada uno (SNSP, agosto 2019). Otro punto de referencia es que en la actual administración han sido abiertas más de 2 mil 400 Carpetas de Investigación por homicidio doloso durante 7 de los 9 meses; en el sexenio 2012-2018 esta cifra sólo se presentó en 5 de los 72 meses, mientras que de 2006-2012, en ningún mes.

En cuanto a los delitos totales, un análisis indica que en los primeros 8 meses de 2019 éstos se incrementaron en 5.2%, respecto de 2018; las extorsiones en 36%, el secuestro 4.8% y robo a negocio 8%. Más allá de la incidencia delictiva, los verdaderos retos son de orden cualitativo, conceptual y estratégico, entre ellos terminar de evaluar en control de confianza a los 35 mil 360 elementos y mandos militares que hasta junio faltaban de cubrir este requisito para integrarse formalmente a la GN, de lo contrario podrían correr la misma suerte que el ex fiscal General de Veracruz, quien al ser removido de su cargo por no estar evaluado y certificado en esa materia, dejó la vara muy alta para quienes realizan funciones vinculadas a la seguridad pública (El Heraldo, 6 de septiembre 2019).

En caso contrario, seguirá anteponiéndose la frase “en funciones de Guardia Nacional” en varios documentos oficiales de dicha corporación, y la distancia a la candidatura al gobierno de Sonora será cada vez más lejana para el titular de la SSyPC.

 

Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota