Secretaría de Economía opera para “mafia laboral” en Sonora: Fesoies

Por Claudio Tiznado

Pese a que en México asoman "vientos de cambio" en materia laboral luego del triunfo del presidente López Obrador en julio del año pasado, en Sonora se mantiene la misma inercia en las prácticas de control sindical instauradas por el viejo sistema priista, asegura Antonio Salazar Magdaleno.

El secretario general de la Federación de Sindicatos y Organizaciones Independientes (Fesoies), señala que en la entidad el clima laboral continúa "en tinieblas" para las agrupaciones sindicales "no alineadas" con el sistema tricolor a pesar de la reciente Reforma a la Ley Federal del Trabajo que pugna por la libertad sindical.

"En Sonora no cumplen (las autoridades) con la Reforma a la Ley Federal del Trabajo, siguen a través de las secretarías de Economía y del Trabajo con las viejas prácticas de control sindical.", alza la voz el líder obrero.

Ahora los trabajadores no sólo tienen que enfrentarse a los designios autoritarios y las complicidades de la Secretaría del Trabajo y la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, agrega, sino también a la propia Secretaría de Economía que es la que obliga y condiciona a las nuevas empresas a entregar los contratos colectivos de trabajo a las centrales obreras afiliadas al PRI a cambio de poder instalarse en el Estado.

"No se ha aplicado en Sonora la reforma a la nueva Ley Federal del Trabajo en lo referente al derecho de libre asociación y democratización mediante la libertad sindical, pues en el transcurso de este gobierno, empresa que ha llegado a Sonora ha sido entregada a través de la Secretaría de Economía y la Secretaría del Trabajo a la central obrera priista", insiste el joven dirigente sindical independiente.

Lo anterior ha sucedido sin la aprobación ni consulta de los trabajadores, explica, a pesar de que son situaciones que no están permitidas en la nueva Ley Federal del Trabajo, que de igual manera son ignoradas por las autoridades locales.

Expone el caso de las nuevas inversiones en Sonora, como lo es el de una empresa extranjera de la industria aeroespacial de nombre “Shimtech Group” recién instalada en Hermosillo e inaugurada el pasado 24 de octubre donde los trabajadores recién contratados pasaron en automático, y sin haberlos tomado en cuenta, a formar parte de la CTM violentando la Ley laboral.

"Este tipo de situaciones origina conflictos laborales al interior de las empresas por los compromisos amarrados entre las centrales obreras oficialistas y los empresarios, cuyas acciones afectan a los trabajadores", refiere.

Tal es el caso, también, de los trabajadores de la empresa de autopartes Yazaki en San Luis Río Colorado, sostiene, donde se ha desencadenado un movimiento sindical de resistencia ante el hostigamiento por parte de la supervisión de la empresa y el descubrimiento de los obreros sindicalizados al saber que desde hace dos años, que fue cuando inició operaciones esa empresa, pertenecen a la CROM sin ellos haberlo decidido y aprobado a través de una elección sindical como lo establece la nueva legalidad en la materia.

Pero no sólo ese hallazgo ha causado la indignación de los trabajadores de Yazaki, sino también el hecho de que la central obrera referida ha cobrado cuotas a la empresa a espaldas de sus representados, en detrimento de las prestaciones sociales y laborales de estos.

Por todas estas irregularidades, considera Salazar, es necesario la intervención de la Federación para poner orden, pues las autoridades estatales en contubernio con las organizaciones priistas, como ya se ha dicho en múltiples ocasiones, se resisten a ceder espacios de participación a los nuevos liderazgos sindicales surgidos ante el hartazgo de los trabajadores que ven disminuidas sus prestaciones laborales debido, precisamente, al clima mafioso imperante.

Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota