Acusan choferes de cinco municipios corrupción en Dirección General del Transporte

Por Staff Tiznado Noticias

Un grupo de operadores y concesionarios del transporte público de varios municipios de Sonora, que se dicen afectados por las acciones de la Dirección General del Transporte, acusan a la Dirección Operativa de esa dependencia estatal de venderles los permisos para poder laborar en sus unidades particulares.

Se trata de taxistas, choferes de camiones urbanos y del transporte especializado de carga que no están de acuerdo con la política que se realiza al interior de esa oficina gubernamental.

De acuerdo al contingente de quejosos que contactaron a Dossier Político, existe una gran corrupción en dicha Dirección, pues legalmente no se debería de lucrar con dicho trámite que los está afectando y también a sus familias.

Según los operadores que pidieron mantener su identidad en el anonimato para evitar represalias, lo anterior sucede en Hermosillo y la Costa, en Nogales, San Luis Río Colorado, Agua Prieta y Guaymas.

Cada permiso, según la versión de cada uno de los choferes que se dicen afectados puede llegar a cotizarse hasta en 35 mil pesos y alcanzar hasta los 5 mil dólares en la frontera sonorense.

“A mi me pidieron dinero en la Dirección de Transportes y eso no se me hace justo, pues prácticamente me dejan en la indefensión y entonces si yo accedo a pagar cualquier cantidad para mi en lo particular ya no me sustenta”, se queja uno de los choferes. 

Legalmente este tipo de permisos no deberían venderse como si fuera un negocio particular, pues de acuerdo a la normatividad vigente estos solo deberían otorgarse y en forma gratuita cuando surja una necesidad transitoria del servicio público de transporte, pero además deberían beneficiar en primera instancia a los operadores”, insisten en conjunto los manifestantes.

Según la norma, este tipo de licencias o permisos se otorgan para utilizarse por un lapso de dos meses, para después renovarse automáticamente o bien dejarse sin efecto una vez que haya pasado una contingencia, pero jamás venderse.

 

Comentarios sobre esta nota

Comenta ésta nota